Odontopediatría2020-06-20T12:28:31+02:00

Odontopediatría en Pamplona

Los buenos hábitos de salud bucodental desde la infancia serán indispensables para conseguir una boca sana en la dentición definitiva

La odontopediatría abarca el cuidado y mantenimiento de la salud oral del niño de manera integral desde la primera infancia hasta la adolescencia.

El cuidado de los dientes de leche es de suma importancia a la hora de prevenir macloclusiones y anomalías en el desarrollo de los maxilares, por lo que es importante la introducción de hábitos de higiene oral. La prevención es clave en la salud bucodental de los más pequeños. Así mismo, la caries en dientes de leche pueden causar dolor, abscesos e infecciones que pueden afectar a los dientes definitivos. Por ello es importante acudir al odontopediatra desde que comienzan a erupcionar los primeros dientes de leche.

Odontología del bebé
La lactancia materna supone el perfecto estímulo para el desarrollo de la boca del bebe. Ahora bien desde la aparición de los primeros dientes es conveniente la limpieza de los mismos después de cada toma, evitando así el efecto cariogénico de la lactosa, presente tanto en la leche materna como en el biberón.
Las caries y las enfermedades de las encías son enfermedades infecciosas pero pueden transmitirse de padres a hijos, sobre todo si los padres tienen caries o enfermedad periodontal, a través del paso de bacterias de la saliva materna.
Es importante restringir el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono sobre todo aquellos de consistencia pegajosa y fuera de las comidas principales.
El adecuado mantenimiento de la dentición temporal es fundamental para evitar lesiones de caries que conllevan inflamación y dolor y así como para proveer el espacio necesario para los dientes definitivos.

Desde la aparición del primer diente de leche debemos realizar la eliminación de la placa bacteriana. La placa bacteriana es una capa de de bacteria que se adhiere a la superficie de los dientes y que favorece la formación de caries. Por lo tanto deberemos eliminarla mecánicamente mediante técnicas de cepillado dental.  Durante la lactancia materna será recomendable utilizar una gasa húmeda para limpiarle los dientes.  A partir del primer año podremos utilizar un cepillo dental adecuado para su edad, siempre con la ayuda de un adulto. Instaurar estos hábitos desde tan pequeños previene la aparición de “caries de biberón”. La alimentación es también un factor a tener en cuenta para el control de caries, evitando la ingesta de azúcares con especial hincapié durante la noche. 

El tratamiento precoz de la caries en dientes temporales es vital para evitar problemas en la dentición definitiva. A pesar de que los dientes de leche serán reemplazados por dientes permanentes, su pérdida prematura puede producir la pérdida de espacio para la correcta erupción de los dientes definitivos, lo que dará lugar a maloclusiones. Asi mismo, las visitas periódicas al odontopediatra serán fundamentales para un buen control del recambio dentario.

Pacientes con necesidades especiales

Son aquellos pacientes con alguna discapacidad física o psíquica que les impide la participación en igualdad de condiciones en la sociedad. Por lo general los pacientes con discapacidad presentan alteraciones odontológicas debido a su patrón alimenticio,incontinencia salival o dificultad para desarrollar una higiene oral adecuada.
Nuestro objetivo es atender las necesidades de este colectivo que se escapan de las rutinas de atención general, ofreciendo un enfoque preventivo. Si lo desea puede leer o descargar gratuitamente el “Manual de higiene oral para personas con discapacidad”.

El Dr. Doria cuenta con formación en la atención de pacientes especiales y una larga trayectoria en este ámbito:

  • Pacientes con TEA
  • Pacientes con discapacidad psíquica y/o física.
  • Pacientes no colaboradores
  • Pacientes oncológicos

Tratamientos más frecuentes en odontopediatría

Selladores de surcos y fisuras
Los selladores son unos barnices que se aplican sobre la superficie masticatoria de los molares definitivos, con el fin de evitar la aparición de caries. El sellado de fisuras se realizara después de una evaluación de riesgo de caries realizada por el odontopediatra.

Aplicacion de fluor
La aplicación tópica de flúor es un tratamiento preventivo. El flúor es un mineral que nos otorga diversos beneficios, remineraliza el esmalte de los dientes reduciendo así la aparición de caries.

Obturaciones
Las obturaciones o empastes dentales consisten en la eliminación del tejido careado para sustituir con un material restaurador de color similar al del diente y devolverle su anatomía original, recuperando la función y estética.

Pulpotomia y pulpectomía
Estos tratamientos consisten en la eliminación parcial o total del tejido pulpar. Cuando una caries llega a la pulpa, si no se trata puede dar lugar a una infección causando dolor y pudiendo afectar al diente permanente.

Coronas preformadas
En dientes muy destruidos será necesario colocar una corona, generalmente metálica, sobre el diente remanente para poder mantener el diente en boca hasta el momento de recambio.

Mantenedores de espacio
Cuando se produce la pérdida prematura de un diente temporal estará indicada la colocación de un mantenedor de espacio. Son dispositivos, fijos o removibles, que se colocan sobre los dientes adyacentes al espacio perdido, permitiendo que se mantenga el espacio necesario para la erupción del sucesor permanente.

Alteraciones congénitas
Tratamos alteraciones congénitas como dientes supernumerarios, anodoncias, síndrome incisivo-molar, amelogénesis imperfectas, etc.

Traumatismos
Los traumatismos dentales son muy frecuentes durante la infancia y la adolescencia. El diagnóstico y tratamiento temprano condicionará el pronóstico a medio y largo plazo de las piezas afectadas. Por ello, es necesario realizar la reconstrucción de estos dientes y en ciertos casos su reimplantación o tratamiento de conductos.

Todos nuestros tratamientos restauradores se realizan bajo anestesia local, colocando previamente anestesia tópica para lograr un adormecimiento de la mucosa y así evitar experiencias dolorosas. Igualmente, trabajamos con aislamiento absoluto con dique de goma para mantener el campo de trabajo limpio y seco de saliva y proteger los tejidos blandos de lesiones, aumentado la seguridad de nuestros pacientes. Para el paciente odontopediátrico supone una mayor comodidad, ya que mantiene la boca abierta con más facilidad y no recibe agua directamente.

Puedes consultarnos cualquier duda sobre Odontopediatría en nuestra página de contacto o en el 948 27 74 32.