Cómo Mantener Tus Dientes Blancos y Sanos

A todos nos preocupa mantener una dentadura blanca y sana tanto por razones estéticas como por razones de salud, por ello es necesario seguir algunos consejos e incorporar ciertos hábitos cotidianos que explicamos a continuación.

dientes-blancos
  1. Cepillado. Cepíllate tres veces al día. Un consejo que los dentistas no se cansan se repetir y que sigue siendo muy importante. Si sueles comer fuera de casa o en la oficina una buena idea es llevar un pequeño neceser contigo con un cepillo y pasta de dientes.
  2. Hilo Dental. Lo ideal es pasarse el hilo dental al menos una vez al día para eliminar los restos de comida que quedan en la zona interproximal, es decir el espacio entre los dientes.
  3. Enjuague bucal. En este caso también es recomendable incorporar como hábito díario el enjuagarse los dientes una vez al día. De esta forma conseguiremos eliminar las bacterias que quedan en nuestros dientes y evitaremos patologías en el futuro.
  4. Es conveniente no confiar en los tratamientos blanqueantes que prometen resultados milagrosos en poco tiempo. Normalmente son tratamientos con graves efectos secundarios para nuestra salud bucodental y que terminan saliendo caros. Si deseas, puedes consultar nuestros tratamientos de blanqueamiento en nuestra web.
  5. Visita al dentista al menos una vez al año. Es esencial acudir a un especialista periodicamente para prevenir cualquier problema en la boca y comprobar que todo está en orden. Puede ser que en ocasiones los hábitos de limpieza no sean suficientes y surja la aparición de sarro en la boca, en estos casos únicamente el dentista puede eliminarlo a través de un tratamiento específico.
2019-11-12T22:11:40+00:00